jueves, 28 de marzo de 2019

Mentiras en los etiquetados

¡Hola lejanos!

Hace un par de días, en el supermercado me "sorprendió" ver un cartel anunciando la nueva formula de un producto de Nestlé, su nueva leche de crecimiento (uno de esos productos inútiles que venden con el reclamo de que tu bebé lo necesita...). Pues bien, el reclamo esta vez decía "ahora SIN azúcares añadidos". En vista de lo que ofrecían, ya que en su momento tuve en mi mano la anterior fúrmula (podéis echar un ojo al post aquí), me acerque a ver uno de los envases para analizar la etiqueta.
¡Vaya sorpresa! Y no para bien, precisamente. Os dejo una foto 👇
Ahora os voy a ampliar los ingredientes y el cuadro de valores nutricionales ✋
Bien. Analicemos las mentiras por partes.

  • Lo primero que podéis ver rodeado en lo ingredientes es la "dextrinomaltosa". Puede que os suene de haberla visto como ingrediente de otros productos infantiles, sobre todo en productos que aseguran NO llevar azúcares añadidos. También puede presentarse como "maltodextrina". Pues bien, este ingrediente no es más que una molécula compuesta por glucosa, por lo que puede considerarse un AZÚCAR 😡. También os hable de la dextrinomaltosa en el post sobre las papillas Blevit.
  • Lo segundo, "aceite de nabina"... ¿Sabéis que el otro de los nombres que recibe el aceite de colza? Que la verdad, tiene tan mala fama como el de palma 😉
  • Después, en los hidratos de carbono, vemos que el total son 18,1g por cada vaso de 250ml de leche... 7,2g por cada 100ml, más del 7%. Bien, pues en el desglose de los carbohidratos de un vaso de leche, vemos que 6,8g afirman que son los azúcares debidos a la lactosa, que en "teoría" es el único azúcar que debe contener la leche. Entonces esos casi 10g, ¿a qué corresponden? Pues se deben al resto de ingredientes añadidos de forma artificial a la leche, entre ellos la dextrinomaltosa
  • Luego, volvemos al listado general de ingredientes. Para los que aún no lo sepáis, el orden en el que aparecen, depende de la concentración en la que estén presentes en el producto. El primero es leche desnatada, ¿desnatada para qué? un niño debe de tomar la leche entera, salvo excepciones que solo considerará un pediatra. El 2º ingrediente es agua, como si no fuera suficiente que la leche sea desnatada, encima la rebajan con agua... Aun me sigo preguntando ¿para qué puñetas le echan agua a la leche? El 3º es un azúcar y el 4º un surtido de aceites vegetales, que el niño no necesita para nada si lleva una dieta equilibrada y consume grasas cardiosaludables, como el aceite de oliva y los poliinsaturados de los frutos secos y el pescado azul (por ejemplo). Un producto genial esta leche, si...
En serio, ya lo de Nestlé es tomarnos por tontos. Para empezar, a partir del año, el niño puede tomar la MISMA leche que nosotros, por lo que mezclarla con agua, aceites vegetales varios y añadirle azúcar es engañar al consumidor, eso NUNCA, JAMÁS será mejor que el producto original (OJO, que me estoy refiriendo a la leche que pueden tomar los niños a partir de los 12 meses), y si además, utilizáis como reclamo que no le añadís azúcar, y lo que habéis echo es usar otro azúcar diferente, con otro nombre "menos común"... Es una estafa en toda regla.

Aquí no estoy hablando de si un pa-madre le da o no esta leche a sus hijos, hablo de que las marcas nos mienten, usan nombres menos comunes para ingredientes con las mismas propiedades de los que dicen estar eliminando, y nos intentan convencer cada día de que sus productos son mejores que los naturales. NO. La leche de fórmula no es mejor que la leche materna, los preparados de cereales nunca serán mejor que una crema casera de arroz, un plato de sémola o un trozo de pan casero sin sal, ni la leche de crecimiento será más sana que la leche de vaca normal, o incluso que la bebida de soja sin azucares añadidos (DE VERDAD).

Ni que decir tiene, que si en algún momento tenéis dudas sobre el etiquetado de cualquier producto, o si algún alimento es una opción más o menos saludable para vuestros hijos, sabéis que podéis hablarme a través de cualquiera de mis redes sociales, os responderé encantada.


Un abrazo muy fuerte, ya esta aquí el fin de semana y el buen tiempo así que, ¡¡a disfrutar!!

2 comentarios:

  1. Qué fuerte. ¿Desnatar la leche... para luego ponerle grasa de otro lado? Qué tontería más grande... Preferiría que vendieran leche de vaca normal diciendo que la han tratado con más cariño para los niños, que al menos no le meterían cosas raras que no vienen a cuento...

    Y además lo que dices, no sé bien dónde está la mejoría (Acabo de echar un vistazo a la foto de la versión antigüa que tenías...). Que por cierto, también tenía la dextrinomaltosa esa...

    ResponderEliminar
  2. Yo caí con este tipo de productos con el mediano de mis hijos, pero leyendo los ingredientes me eché para atrás enseguida. Luego que me vayan siempre diciendo que las leches artificiales, con los avances que hay, ya se asimilan a mi leche materna, es que me saca de quicio. Un post excepcional. Besos linda.

    ResponderEliminar

Para salvaguardar tu privacidad, no se usarán los datos que facilites para ningún fin personal ni comercial. Las cookies que Google utiliza en esta web se utilizan para prestar sus servicios y analizar su tráfico.