viernes, 30 de noviembre de 2018

Bizcocho de aguacate y chocolate

¡Hola lejanos!

Hoy traigo una receta para los amantes de una fruta un tanto particular... ¡El aguacate!

La verdad, confieso. Vi en alguna parte a alguien poner aguacate y chocolate sobre unas tortitas y pensé... ¿¿Eso está bueno?? Y se me ocurrió que podía probar esa combinación en un bizcocho, seguro que quedaba muy jugoso, y definitivamente creo que he encontrado mi bizcocho preferido. Y lo mejor de todo, SUPER SANO.
No me enrollo más, aquí os dejo la receta 😉

Bizcocho de aguacate y chocolate

Ingredientes:

  • 1 aguacate maduro.
  • 100 g de chocolate negro sin azúcar.
  • 60 ml de aceite de girasol (apartar una cucharada para fundir el chocolate).
  • 2 huevos medianos.
  • 1/2 vaso de leche (desnatada, sin lactosa, vegetal...).
  • 4 cucharadas de pasta de dátiles (o 50 gramos de azúcar si preferís hacerlo normal).
  • 150 g de harina integral de centeno.
  • 1 cucharada de maizena.
  • 2 cucharadas pequeñas de bicarbonato.
Elaboración:
  • Precalentamos el horno a 200ºC
  • Troceamos el chocolate, le añadimos una cucharada de aceite y lo ponemos en el microondas durante un minuto a potencia media-baja. Luego, aprovechando el calor del aceite, vamos moviéndolo hasta que se haya derretido del todo. Si no es suficiente le damos un poco más de tiempo en el microondas.
  • Mientras se derrite el chocolate, vaciamos el aguacate y lo aplastamos con un tenedor hasta conseguir una pasta muy fina.
  • Al aguacate, le añadimos el chocolate derretido, el resto del aceite, la pasta de dátiles y los huevos. Mezclamos bien y vamos añadiendo la leche poco a poco.
  • Cuando todos los ingredientes anteriores estén bien mezclados, añadimos la harina, la maizena y el bicarbonato. Removemos bien hasta que todo esté bien integrado y tengamos una masa espesa y homogénea.
  • Engrasamos un molde y vertemos la masa. Lo horneamos durante 30 minutos a 180ºC. Pinchamos antes de sacarlo por si aun está un poco crudo. Si el pincho sale limpio, está listo.
  • Fuera del horno, dejamos reposar 5 minutos, y después de desmoldarlo lo dejamos enfriar sobre una rejilla. 
  • Cuando esté frío, ¡podéis hincarle el diente!

Espero que probéis a hacerlo, es increíblemente jugoso y está de muerte... Como para hartarse sin remordimientos 😍

3 comentarios:

Para salvaguardar tu privacidad, no se usarán los datos que facilites para ningún fin personal ni comercial. Las cookies que Google utiliza en esta web se utilizan para prestar sus servicios y analizar su tráfico.